Viernes, 18 Abr 2014
 
 
PDF Imprimir E-mail
Indice del artículo
La Hoja del domingo
El Evangelio del Domingo
La Palabra para nuestra vida
Todas las páginas

Hoja dominical 

La hoja del domingo de la parroquia, estará disponible a partir del jueves.

Para VISUALIZAR la hoja en pdf, pinchar en la foto

 15ordC1



   El Evangelio del Domingo 21 de Julio 2013

Domingo XVI del Tiempo Ordinario. Ciclo C

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 10, 38-42

En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Y Marta se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo:

- Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano.

Pero el Señor le contestó:

- Marta, Marta: andas inquieta y nerviosa con tantas cosas: solo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor y no se la quitarán.

Palabra del Señor


 LO QUE NOS DICE LA PALABRA DE DIOS PARA NUESTRA VIDA

Dibujo Patxi

http://www.diocesismalaga.es/images/albumes/fano/.jpg

Domingo XVI del Tiempo Ordinario. Ciclo C

El evangelio de este domingo es una llamada a permanecer en la presencia del Señor. Tal vez sobran medios e inventos en nuestras iglesias, consejos y grupos, dinámicas y reuniones en otras tantas comunidades (aunque sean importantes) y, por el contrario, brillan por su ausencia y hacen falta adoradores: hombres y mujeres que se sienten, al calor de un sagrario o a la sombra de un crucifijo, hablando o dejando que diga algo el silencio de Dios; cristianos que saquen chispa y jugo al paladar leyendo o masticando la Palabra de Jesús. Más razón que un santo tiene el Señor cuando nos dice; “sólo una cosa es necesaria”. Me quedo con aquella que Jesús propone: sentarnos frente a El de vez en cuando y dejar que repose, refrescándose, el alma que todos llevamos dentro.

Hoy la Palabra de Dios nos habla de la acogida. Pero hay un elemento que hace entender la acogida en un sentido más profundo. Y es que la acogida empieza por un corazón abierto a Dios. Hoy tendríamos que revisar cómo vivimos este valor de la acogida y la hospitalidad con otros. Ver al Señor en la Eucaristía puede parecernos lo normal, pero también nos ha de ayudar a tener una mirada de fe sobre nuestra vida y las personas que hay a nuestro alrededor, y que esa fe nos ayude a ver al mismo Jesús que vemos aquí, en cada persona, en cada acontecimiento, en cada situación, en cada necesidad. Acojamos, pues, con un corazón abierto al Dios de la Vida que está en cada persona.

Feliz semana para todos, y felicidades a los abuelos.


Joomla Templates and Joomla Extensions by ZooTemplate.Com